Ayuda a la audición

Ayuda a la audición

Share

La pérdida de audición es un problema de salud tan común que a veces sorprende la cantidad de personas que llegan a padecerlo en cualquier etapa de la vida. Ciertos estudios revelan que aproximadamente tres de cada 1000 bebés nacen con pérdida de audición, lo que convierte a este trastorno en la anomalía congénita más frecuente. Los problemas de salud auditiva afectan también a 17 de cada 1.000 jóvenes menores de 18 años y por supuesto este padecimiento aumenta con la edad: aproximadamente 300 de cada 1.000 personas mayores de 65 años sufre pérdida de audición. No existe una causa especifica que genere la pérdida de audición ya que la misma puede ser hereditaria, resultado de alguna enfermedad, golpes, exposición durante mucho tiempo a ruidos altos, entre otras. Por ello la misma tiene distintos niveles que pueden ir de lo leve a una pérdida total.

Entonces, ¿Qué causa la pérdida de audición?

Esta pérdida puede ocurrir porque una persona nació con cierta malformación a nivel de las partes que integran el oído, sin embargo, también puede ocurrir en una edad más avanzada por algunas de las siguientes razones:

  • Haber padecido alguna infección grave como la meningitis
  • Golpes severos en el área de la cabeza u oídos
  • Escuchar música muy fuerte, especialmente con auriculares
  • Simple degeneración de partes que componen los oídos por paso de los años

No obstante, las causas generales y más repetidas en esta pérdida auditiva son la edad y la exposición constante a ruidos muy fuertes.

audición

Alternativas de tratamiento para la pérdida auditiva

Son diversos los tratamientos que existen para este problema que van desde una operación o medicamentos hasta algo más común, sencillo y posiblemente de más bajo coste como lo es el uso de audífonos.

¿Qué es un Audífono?

Como todos los conocemos, estos dispositivos que en vez de emitir un sonido (como comúnmente los usamos para escuchar música por ejemplo) lo que hacen es captar el sonido  externo y amplificarlo para que una persona que ha perdido sensibilidad auditiva pueda percibir los detalles. Funciona de la siguiente manera:

  1. El audífono posee un micrófono que recoge el audio y lo envía a un  amplificador para aumentar su volumen.
  2. A través de un receptor, ese sonido amplificado pasa por el canal auditivo haciendo vibrar el tímpano y los huesos del oído medio.
  3. Esa vibración es convertida internamente en impulsos eléctricos que viajan hasta el cerebro para percibir ese sonido como tal.

Es importantísimo resaltar que adquirir el mejor audífono del mercado no garantiza oír bien si el mismo no es bien adaptado, por el contrario, un audífono estándar adaptado profesionalmente si lo garantiza.

Ayuda a la audición con tu aportación

audición

Desafortunadamente las ayudas para la compra y adaptación de estos audífonos son muy pocas e incluso difíciles de conseguir.

Sin embargo, existen organizaciones como la Fundación Ayuda a la Audición que sin ánimo de lucro y con un interés de forma general contribuyen a que cada vez más personas con algún tipo de deficiencia auditiva, salgan del aislamiento que esta produce y puedan volver a comunicarse y desenvolverse normalmente con el mundo que les rodea.

Desde esta fundación se consigue ayudar a oír a personas que lo requieren gracias a los muchos audífonos donados y adaptados gratuitamente.

Finalmente, si padeces o estas empezando a padecer de este trastorno, recuerda que siempre hay una mano amiga que puede ayudarte y si tu deseas colaborar también es de suma importancia para que otras personas puedan beneficiarse.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies