Tengo 15 años y he perdido la virginidad con el novio de mi mamá

publicado en: Actualidad | 0
Share

 

virginidad

“Esto es para todas las chicas cuando crezcan”.

Es la dedicatoria que cierra el trailer de The Diary of a Teenage Girl, la película que está llamada a llenar de gifs los timelines. La misma que amenaza con entrar en Mentes Adolescentes y convertirse en el referente de la educación sentimental de toda una generación, además de hacerte reír con las cosas que un día te hicieron llorar.

Bel Powley, de 23 años, interpreta a Minnie, su protagonista de 15 años. Una adolescente que ha pasado de sentirse una niña poco agraciada a sentirse una chica fea y gorda. Sin embargo, Minnie nota que ahora llama la atención de los chicos de su clase… y la del novio de su madre, interpretado por Alexander Skarsgard  (que demuestra que se puede seguir siendo guapo escondido detrás de un mostacho de violador de los setenta), con el que acaba perdiendo la virginidad.

El personaje de Minnie es el primer papel en el cine de esta londinense sobre la que recae todo el peso de la películ. Bel Powley aparece en todas y cada una de las escenas de la película, deseaba tanto el papel que casi llegó a suplicar por él:

“Cuando era más joven no había ningún personaje de chica adolescente con el que pudiera identificarme en las películas. Todos estaban encasillados: la chica buena y virginal que espera a su príncipe azul, la sarcástica asexual… Quería hacer algo que representara cómo me sentía en aquella época”, declaraba recientemente a la edición estadounidense de Rolling Stone.

Es esta una falta de profundidad en los personajes femeninos de chicas de instituto que, desde hace unos años, también vienen reivindicando otros iconos de nueva hornada como Tavi Gevinson o Lorde.

El papel de Minnie viene a llenar ese vacío para siempre. A lo largo de la trama podemos verla practicando una felación a cambio de dinero, lidiando con su madre bohemia que ingiere cocaína delante de ella o disfrutando del sexo con un hombre veinte años mayor que ella:

“La película rompe barreras porque va sobre una chica que pierde la virginidad, que quiere tener sexo… La sexualidad adolescente femenina no es un tema que se trate mucho. Hay infinidad de películas sobre chicos que quieren tener sexo, que quieren perder la virginidad y descubrirse a sí mismos, sin embargo, a la inversa es tabú”.

Tengo 15 años y he perdido la virginidad con el novio de mi mamá

Marielle Heller, la directora de la película, tuvo con Bel uno de esos flechazos que a veces suceden entre directores y actores. Heller solo vio en ella a alguien capaz de darle una voz auténtica a un personaje como Minnie:

“Bel tiene una cara que quieres mirar, como si siempre hubiera algo fascinante ocurriendo bajo la superficie”, declaraba Heller a la edición estadounidense de Vogue.

A pesar de que The Diary of a Teenage Girl está cargada de sexo adolescente y drogas, la película destaca por otros motivos y es que no es moralista. No juzga en ningún momento las acciones de sus personajes. No esconde ninguna enseñanza.

“Mi personaje no se arrepiente de acostarse con un hombre mayor. No hay una lección de vida, es solo una historia sobre su despertar sexual, aceptándolo como lo que es y aprendiendo de él para pasar a otra fase de su vida”.

Para poder rodarla, Marielle Heller tuvo que enfrentarse a los dinosaurios de Hollywood que intentaron cambiar el guión para que Minnie acabara con un chico de su edad y tomara otras decisiones menos polémica pero, finalmente, gracias a financiación belga, la historia ha podido contarse tal y como debía haber sido contada hace ya mucho tiempo. Fuente: PlayGround

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *